Miltrabajos.Net

Dinero: Préstamos y microcréditos

Créditos al consumo y préstamos personales

 


Se denomina préstamo a la cantidad económica que se entrega a una persona física o jurídica con la condición de que ésta la devuelva con los intereses y las comisiones acordadas previamente.

Los préstamos personales, también llamados créditos al consumo, son aquellos que una persona suele solicitar para cubrir unos gastos en un momento concreto.

Para acceder a ellos, normalmente se requieren sólo garantías personales, es decir, el solicitante responde ante la deuda con sus ingresos y su patrimonio. En ocasiones, quien concede el préstamo puede exigir que el contrato sea firmado por un notario que lo verifique.

Características

Los préstamos personales se diferencian de otro tipo de préstamos en que:

-La cuantía suele oscilar entre 3.000 € y 60.000 €, aunque depende de las garantías que el solicitante pueda aportar.
-Su plazo de devolución oscila entre un mes y 5 años, aunque cada vez hay más entidades que amplían el plazo hasta los 8 años.
-Generalmente, no requieren aval bancario sino que se conceden en función de las garantías personales.

Principal e interés

Dentro de un préstamo personal se diferencian dos partes: principal e interés. Ambas constituyen su importe total. Éste debe ser devuelto en un período de tiempo previamente marcado, que se denomina plazo de amortización.

-Principal: es el importe económico que la entidad entrega al solicitante del préstamo personal.
-Interés: es el importe que el solicitante del préstamo abona a la entidad a cambio de disponer del dinero. Los intereses en los préstamos personales son más elevados que en los hipotecarios.

Tipos

Los préstamos personales se pueden clasificar en dos grupos en función de su rapidez y garantía. Así tenemos:

-Préstamos rápidos: habitualmente, son concedidos por intermediarios financieros. Suelen oscilar como máximo entre 3.000 € y 6.000 €. Es frecuente que exijan las mínimas garantías personales y, a cambio, aplican intereses muy altos. Pueden tramitarse por internet o por vía telefónica.
-Préstamos garantizados: generalmente su cuantía es mayor que en los anteriores, pudiendo ascender hasta los 60.000 € y, en su mayoría, son concedidos por entidades financieras. Requieren unas garantías más estrictas como un contrato firmado por un notario o un aval. Los intereses son más bajos que en el caso anterior.

A su vez, los préstamos personales también pueden diferenciarse en tres grupos según su tipo de interés. Así, se distingue entre préstamos personales:

-A tipo de interés fijo: son aquellos en los que el tipo interés no varía durante todo el plazo de devolución del préstamo.
-A tipo de interés variable: son aquellos en los que el tipo de interés cambia en función de las subidas o bajadas del índice de referencia elegido. Generalmente, los índices se revisan de forma trimestral, semestral o anual.
A tipo de interés mixto: son aquellos en los que se combinan períodos a tipo de interés fijo con períodos a tipo de interés variable.

Comisiones

En los préstamos garantizados el cliente debe abonar a la entidad una serie de comisiones. Sin embargo, en los préstamos rápidos éstas se incluyen en las cuotas. Las comisiones más habituales son las siguientes:

-Comisión de apertura: importe que muchas entidades cobran a sus clientes cuando se formaliza un préstamo personal. Dicho importe corresponde a los gastos administrativos y de tramitación.
-Comisión por cancelación total o parcial: importe que las entidades financieras cobran a un cliente cuando éste abona la totalidad o parte del crédito pendiente del préstamo personal por adelantado.
-Comisión por cambio de condiciones: importe que la entidad financiera carga a su cliente cuando éste realiza alguna reforma en el contrato original del préstamo. Dicho importe corresponde a los gastos administrativos generados por el cambio.

Documentación para solicitar un préstamo personal

A la hora de solicitar un préstamo personal a una entidad financiera, en la mayoría de los casos se requiere una serie de información sobre el solicitante:

Información personal:

-Fotocopia del DNI o CIF, según proceda.
-En ocasiones, aunque no es muy habitual, se puede solicitar un certificado del estado civil que expide el Registro Civil.

Dependiendo de si el cliente es trabajador por cuenta propia o ajena la documentación que se suele solicitar es:

- Trabajador por cuenta ajena: en la mayoría de los casos se solicita una copia de las tres últimas nóminas recibidas, una copia de las dos últimas declaraciones de la renta, un justificante de otros ingresos si es el caso y, en ocasiones, también una copia del contrato laboral.
- Trabajador por cuenta propia: en la mayoría de los casos se solicita una copia de las dos últimas declaraciones de la renta, un justificante de ingresos, la última declaración del IVA y los últimos pagos fraccionados del IRPF e IVA.

A tener en cuenta

Además de los préstamos personales, hay otras opciones para cubrir gastos. Cuando la suma económica que se necesita es reducida se puede recurrir al adelanto de nómina o a la tarjeta de crédito. Esta última ofrece la posibilidad de que el cliente solicite a su entidad financiera la ampliación del máximo mensual.

 


MUY INTERESANTE: Ofertas de Trabajo


© Todos los derechos reservados
Aviso legal